martes, 23 de diciembre de 2014

Los acuerdos contrarrevolucionarios entre Obama y los hermanos Castro

El presidente Barack Obama acaba de anunciar un cambio significativo en la política de Washington hacia Cuba, proponiendo entre otras medidas la normalización diplomática a través del intercambio de embajadores:

"Hoy anuncio el fin de una política hacia Cuba que es obsoleta y ha fracasado durante décadas… Es tiempo de levar las anclas del pasado porque es necesario alcanzar un futuro mejor para nuestros intereses nacionales, para las personas que viven en Estados Unidos y para el pueblo cubano".

A su vez dijo que sacarían a Cuba de la lista de países “promotores del terrorismo”, una rémora de la era Bush que impide determinados avance en las relaciones políticas o económicas y la apertura de una embajada en la isla, ya que hasta hoy solo existe una “Oficina de Intereses”. 

Horas antes del discurso presidencial se había producido el hecho más significativo desde que Raúl Castro y Obama se dieran la mano en el funeral de Mandela: Cuba liberó a Alan Gross, detenido por espionaje desde hace 5 años y la Casa Blanca a 3 cubanos que permanecían encarcelados desde 1998.

Las negociaciones, que habían comenzado en junio de 2013 en Canadá y dieron un salto gracias al respaldo del Papa Francisco, despertaron el júbilo de los presidentes del Mercosur, como Maduro que calificó la decisión como una “rectificación histórica de EE.UU.” y “el gesto más importante de Obama”.

Debido a esto Cuba participará en la Cumbre de las Américas -abril de 2015 en Panamá- donde estarán Raúl Castro y Obama. En estos cónclaves, celebrados cada tres años, solo venían concurriendo los 34 países miembros de la OEA, de donde Cuba fue expulsada en 1962.

Para los defensores del Castrismo esto es un gran triunfo del “socialismo”, mientras que para organizaciones de izquierda críticas -la mayoría trotskistas- lo resuelto significará la profundización de las políticas restauracionistas llevadas adelante por el Partido Comunista de Cuba desde hace años.

Desde CS no dejamos de alegrarnos debido a la liberación de los cubanos injustamente presos en las cárceles del imperialismo yanqui. Sin embargo, opinamos que el acuerdo no tiene nada de progresivo, tanto desde el punto de vista económico como -principalmente- en sus aspectos más políticos.

El capitalismo goza de buena salud en Cuba

De aquí en más se profundizará el dominio de las empresas monopólicas en la isla, que hace rato cayó en las garras del capitalismo, ya que dejó de existir el monopolio estatal del comercio exterior y la planificación económica centralizada.

En ese contexto lo determinante para que Obama haya flexibilizado su política, retrocediendo parcialmente con las agresiones y enfrentando a la burguesía cubana en el exilio, fue el cambio de la naturaleza de clase del Estado Cubano.

Para una parte de los gusanos de Miami los anuncios constituyen un golpe, aunque “Dentro de buena parte de la comunidad emigrada hay una normalización en curso desde hace muchos años: Envían remesas, viajan a la isla, buscan negocios en la isla.” (Deutsche Welle, diario alemán del 19/12)

Lo mismo que para muchos empresarios yanquis, quienes venían presionando a Obama para levantar el bloqueo luego de comprobar que cada vez eran más países los que invertían en Cuba aprovechando las nuevas oportunidades que ofrece el gobierno de Raúl Castro para las inversiones extranjeras.

Estos burgueses se le reclaman a su presidente por no poder competir con otros países europeos y asiáticos a pesar de contar con la ventaja de su cercanía geográfica. ¡Mientras tanto las acciones de las empresas con inversiones en Cuba se han disparado tras los anuncio de Obama y Castro!

En total sintonía con la mayoría de los monopolios yanquis, el presidente de la Cámara de Comercio de ese país -Thomas Donohue- quien recientemente visitó la isla, dijo que “la comunidad empresarial de EE.UU. le daba la bienvenida al anuncio de hoy”.

Tres días antes el New York Times -que debía estar al tanto de todo- explicaba que: “El presidente Obama podría ayudar a expandir el papel de la creciente clase empresarial en Cuba, flexibilizando sanciones mediante pasos que puede tomar unilateralmente la rama ejecutiva.”

El New York Times del 18 de diciembre decía que era necesario continuar el curso iniciado a través del “acuerdo de reforma de las sanciones del año 2000”… que “permitía la venta de productos agrícolas no procesados, triangulando las operaciones comerciales con terceros países, principalmente europeos”.

Según cifras de este mismo diario: “Los Estados Unidos exportaron durante el año 2013 359 millones de dólares en mercaderías hacia Cuba” que durante 2008 habían llegado a un tope de 711 millones”, todo esto de acuerdo a las estadísticas oficiales del gobierno yanqui. 

De acá en más el “Turismo en la Habana podría pasar de un total de un millón de visitas anuales a 4 millones…” y “habrá posibilidades de realizar negocios con las reservas de níquel y la biotecnología cubana relacionada a los medicamentos…” (Washington Post del 18/12/14)

Sin embargo esta perspectiva no implica ningún cambio de fondo, tal como lo expresa el propio New York Times del 17/12: “La apertura ha sido vista por el sector empresarial como una continuidad de lo que venía sucediendo, una realidad que posicionó a los EE.UU. como el cuarto exportador de Cuba detrás de China, España y Brasil”.

Elementos de prueba contundentes *

Existen muchos datos que ratifican el curso capitalista de la economía cubana, por ejemplo la “Ley de Inversiones Extranjeras” de 1995, que creó "empresas mixtas", administradas por el capital extranjero, las cuales comenzaron con el turismo y después se ampliaron productos farmacéuticos y petróleo.

También se eliminó, en los hechos, el monopolio estatal del comercio exterior, ya que las empresas estatales y las mixtas están en condiciones de negociar libremente sus exportaciones e importaciones. En ese marco y también en los hechos, el dólar se transformó en la moneda efectiva de Cuba.

Se privatizó la producción y comercialización de caña de azúcar mediante las "unidades básicas de producción cooperativa" -80% del área cultivada- cuyos miembros no tienen la propiedad jurídica de la tierra pero sí la capacidad de repartirse las ganancias. En 1994, comenzaron a funcionar los "mercados agropecuarios libres" con precios determinados por el mercado.

A partir de estas medidas la economía cubana dejó de funcionar alrededor de la planificación económica estatal y pasó hacerlo -aunque de modo distorsionado y contradictoria con el “relato” oficial- alrededor de las leyes de la ganancia y del mercado.

Numerosas empresas extranjeras, especialmente españolas, italianas y canadienses tienen a la cúpula castrista como socia de sus negocios, que les garantiza una alta tasa de rentabilidad. Los funcionarios, a su vez, se enriquecen junto a ellas a través de su participación en las empresas estatales y mixtas.

La aprobación, este año -por parte Asamblea Nacional de Cuba- de una legislación que libera el ingreso de capitales extranjeros, dándole enormes facilidades impositivas y garantías legales, confirma esta caracterización. Entre las ventajas ofrecidas por la nueva legislación, están las siguientes:

Se exime a las compañías extranjeras del impuesto sobre utilidades durante ocho años. Después comenzarán a pagar una tasa de 15 %, pero serán liberadas de ese pago si reinvierten sus ganancias en la Isla.

La ley garantiza “la plena protección y seguridad al inversionista, el cual no podrá ser expropiado, salvo por motivos de utilidad pública o interés social”. En este último caso, mediante una indemnización.

Es decir, se trata claramente de una legislación que sólo puede encuadrarse en un sistema capitalista. Junto con esto, el gobierno de Raúl Castro está abriendo una enorme “zona franca” en el puerto de Mariel.

Este puerto, financiado por el gobierno brasileño, es modernísimo y puede abrigar navíos de gran calado. Costó 1.000 millones de dólares y es parte de la apuesta cubana de ser parte de la ruta del comercio Asia-EEUU.

Como la otra cara de este plan, continúa desarrollándose un proceso de deterioro de las conquistas de la revolución en la salud, educación, empleo, libreta de suministros, como así también el despido de cientos de miles de empleados estatales, condenados a sobrevivir como cuentapropistas. Los salarios promedios son de 18 dólares…

*Datos obtenidos del estudio realizado por la Liga Internacional de los Trabajadores, Lit/CI)

Un acuerdo más político que económico

Más allá de que los acuerdos garantizará una vuelta de tuerca en el proceso de recolonización, tienen un carácter político que se enmarca en la actual situación mundial, signada por el avance de grandes luchas, algunas de los cuales están desarrollándose en el “patio trasero” del imperialismo.

Luego de las protestas de Ferguson la radicalización de las masas ingresó al territorio yanqui, que se está poniendo a tono con lo que sucede en el resto del mundo, donde se están desarrollando dos focos insurreccionales que amenazan con propagar la revolución dentro de regiones estratégicas para los intereses imperiales.

Estos puntos de referencia son, por un lado la pelea que están llevando adelante los/as mexicanos/as contra el gobierno de Peña Nieto y, por el otro, el combate durísimo de las milicias de hombres y mujeres del Kurdistán que están haciendo retroceder a las bandas fascistas del ISIS, armadas por los yanquis y el régimen turco.

La derrota militar del ejército estadounidense en Irak sumada a la crisis económica mundial inédita que explotó con debacle del Lehman Brothers y a la falta de aliados de peso para traicionar las revoluciones, puso al imperialismo en una situación defensiva, que Obama y los suyos están tratando de resolver.

La caída de la burocracia estalinista producida en los años 90 debilitó al Frente Contrarrevolucionario que, durante años les permitió a los imperialistas frenar y desviar grandes insurrecciones e incluso revoluciones triunfantes.

Mientras arman las bandas fascistas para aplastar a las luchas y los luchadores -como el ISIS, los “narcos” mexicanos y los nazis ucranianos- los estadounidenses recurren al auxilio de burócratas de menor talla que los viejos comunistas, pero capaces todavía de influenciar a ciertos sectores de la vanguardia.

Por todo esto desde hace un tiempo la administración Obama viene cerrando pactos contrarrevolucionarios con dos sectores claves para dos regiones fundamentales del mundo -América Latina y Medio Oriente- como son los burócratas castristas y la burguesía chiíta que conduce el estado islámico de Irán:

“Aún fresca su victoria en la reelección de 2012, el presidente Barack Obama convocó a sus principales asesores y les pidió que “pensaran en grande” sobre una agenda para su segundo mandato, incluyendo allí las posibilidades de apertura de conversaciones con viejos enemigos de Estados Unidos, como Irán y Cuba.”

“Dos años más tarde, después de una diplomacia secreta y minuciosa en pistas separadas, aunque sorprendentemente similares, los esfuerzos con Teherán y La Habana están en pleno apogeo.” (Clarín 21/12/14).

Cuba e Irán, pactos de la misma calaña

Los iraníes, que están negociando con los yanquis un acuerdo nuclear, están actuando de manera parecida a los hermanos Castro, abriéndoles su economía al ingreso de capitales imperialistas.

Tal es así que les han facilitado la construcción de decenas “zonas francas”, a través de las cuales los monopolios internacionales podrán saquear los recursos sin ningún tipo de controles y liberados del pago de gran cantidad de impuestos. 

EE.UU. retribuyó estas concesiones cediéndole al a la burguesía chiíta la conducción, en los hechos, del gobierno de Irak, donde los generales iraníes están prácticamente al frente de las tropas iraquíes que combate contra el Estado Islámico.

Obama, que envió a Irán y a Cuba a sus negociadores de mayor confianza, es consciente de que los focos revolucionarios más peligrosos están desarrollándose en esas regiones, razón por la cual construye estas alianzas contrarrevolucionarias destinadas a combatir las Autodefensas y Asambleas Populares de México y Kurdistán.

Desde nuestro partido defenderemos a Cuba -como a Irak y a otros países coloniales- de cualquier ataque perpetrado por los Estados Unidos u otros imperialismos, pero nunca en nombre de la defensa del carácter “socialista” o “antiimperialista” de estos estados y, mucho menos de sus direcciones contrarrevolucionarias. 

Mientras luchamos por verdaderas revoluciones que expropien a la burguesía y construyan el Socialismo en Cuba, Irán y el resto del mundo -asentadas en los organismos democráticos de la clase trabajadora y el pueblo- combatiremos implacablemente a sus respectivos gobiernos.

Lo más importante para los revolucionarios pasa por apoyar a las masas insurrectas de México y Kurdistán, ya que si triunfan constituirá una victoria de los trabajadores y los pueblos que luchan contra los planes de Ajuste, Saqueo y Represión dictados por el imperialismo.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Carta de nuestra compañera brigadista desde Kurdistán, dirigida a los/as camaradas de Neuquén

Chicos de Kobane, refugiados en Suruc. Para ver más imágenes clickear aquí
Nuestra brigadista Claudia García, escribió este texto -desde Suruc- a los compañeros y compañeras de Convergencia Socialista, que realizaron un plenario en esa regional, debatiendo sobre la situación mundial y el avance de la resistencia kurda en Kobane:

Les cuento un poco la experiencia de estar cerca de la frontera con Kobane. Llegué aquí el viernes 5 de diciembre a eso de las 24 horas. En el camino no hubo mayor dificultad, salimos de Amet, que es el nombre kurdo de la ciudad de Diyarbakir, con alrededor de un millón de habitantes. 

Pasamos dos retenes en más de tres horas de viaje hasta llegar a Suruç, que es una ciudad pequeña, rodeada de grandes extensiones de campos de siembra y aldeas con construcciones de adobe.

Pasamos la noche en la más próxima a la frontera, en la casa de una militante, una campesina, joven y de una gran personalidad, al juzgar por el trato con otros militantes y estudiantes que también pasaron la noche allí.

La acompañaban varias vecinas y habitantes de Kobane que se establecieron en esa aldea. ¿Si me preguntaran qué hacen las y los kurdos? ¡Tendría que decir que luchan, bailan y cantan, siempre… no importa cual sea la situación!

Un kurdo que habla algo de español, porque vive en Los Ángeles, hizo un chiste muy conocido aquí: “un kurdo pelea solo contra el viento en la montaña, dos kurdos discuten de política y pelean entre ambos; mientras tanto, tres kurdos bailan.

En la carta que escribí para el acto del 6 decía que es un pueblo admirable por su combatividad y capacidad para resistir crueles sufrimientos. Pero tendría que agregar, que también lo son por la alegría con la que disfrutan momentos de camaradería y festejos. 

En la frontera, hasta que no empezaron las ráfagas de disparos y las bombas, bailaban y cantaban canciones alusivas a su lucha. Vivaban a sus mártires con lo mismo, siempre de manera colectiva, hombres, mujeres, viejos/as y jóvenes, todos en un solo baile y cantos.

Creo que hoy es el día 84 de resistencia en Kobane y los enfrentamientos parecen haber sido de menor intensidad el día de ayer. Sin embargo, las actividades continuaron como un día de semana y a un ritmo frenético, deduzco que debido a que comienza la semana laboral y muchos/as vuelven a sus localidades.

El sábado llegaron varias delegaciones de universitarios que salieron el domingo temprano. Apenas los vi anoche y hoy, cuando subían a los micros que los llevan de regreso a Estambul y Ankara, se los notaba cansados, pero felices. 

Hoy me contaron que las hermanas y la madre de una de las combatientes caídas el sábado 29, estuvieron ayer en la frontera; también el padre de un compañero de YPG que murió el mismo día.

Por la noche me enteré de las buenas nuevas de Kobane. Las YPG-YPJ, defendieron todas las posiciones y el Estado Islámico no pudo avanzar en ningún frente, por el contrario, retrocedieron en todos.

La semana que pasó, en medio de la ofensiva de ISIS, nueve jóvenes mujeres jazidíes se unieron al PKK para incorporarse a las Unidades de Protección. Para esta etnia debe ser una revolución, como mínimo un golpe de efecto político porque esta gente ha mantenido una cultura cerrada por miles de años.

Me contaban que siendo una población de 300.000 habitantes, en sus aldeas no aceptan a integrantes de otras etnias de la región o extranjeros. También, que a lo largo de su historia han sufrido cerca de ocho genocidios.

Una de ellas me dijo que cuando dudaban hacia donde escapar, la mayoría que se salvó decidió marchar hacia el lugar donde pudieran pedir ayuda al PKK, los únicos en quien confiaban.

La situación de los campos de Suruç no es tan grave como imaginaba. Más de 7000 habitantes de Kobane están acá, distribuidos en varios terrenos y en casas que consiguió la alcaldía, que también está en manos del HDP (organización legal relacionada al PKK). 

Tuve la ocasión de ayudar a distribuir suministros de alimentos, frazadas, calefactores, y otros elementos en los barrios. Y la verdad es que creo que las necesidades básicas están cubiertas.

Hay una fuerte convicción de que finalmente Kobane va a triunfar y todos/as discuten y hablan sobre cuánto tiempo se va emplear, cómo preparase para el invierno. Otros dicen que no habría que esperar e iniciar la contraofensiva, etc…

Hoy estoy en el centro de esta ciudad, bastante parecida a lo que sería el Olimpo en la zona de La Noria en Buenos Aires, sólo que con mezquitas… había una del año 1300. Vi al ejército turco y la policía, que no patrullan con autos sino en pequeños tanques con un conductor y dos que manejan los cañones lanza gas- agua y metrallas.

Comienzan su actividad de patrullaje a la mañana y refuerzan cuando empieza a anochecer, muy temprano a eso de las 16 horas. También los pibes/as, a esa hora preparan sus cajas y banderas para salir a hostigarlos.

Pude ver a muchas mujeres corriendo detrás de sus hijos insultando a los represores. Pareciera ser que no se meten en los barrios, porque dos de estos tanquecitos que disparaban contra los chicos se retiraron cuando estos entraron al barrio. 

Donde estoy hay varios pibes y pibas de Kobane, son adolescentes que, para variar, se la pasan haciendo actividades, bailando y cantando. Algunos están enfermos por los primeros fríos, con gripe y bronquitis… yo me tengo que cuidar.

Ahora estoy por salir a trabajar en otro depósito, en un centro cultural, donde no todos son compañeros del PKK. A la noche estaría yendo a una aldea cercana a la frontera. Por mi parte trato de ver y escuchar todo lo que pueda, no me es fácil por el idioma. 

El HDP es una especie de partido amplio o coalición de kurdos, un fenómeno electoral de masas, que superó las restricciones legales; por ejemplo para conservar la personería debe tener el 10% de los votos. 

Tienen 32 parlamentarios y ganaron unas 17 alcaldías. Sin embargo, el PKK tiene mayor influencia de masas. Se podría decir que la gente vota al HDP porque lo dice su partido, que está declarado ilegal.

Para las kurdos/as, su partido es el que esta al frente de las YPG-YPJ, de los cantones de Rojavá, de la ayuda a los refugiados, etc, En definitiva, la organización que está al frente de la lucha y la revolución.

Esto es lo que pude comprobar en los festejos por el aniversario del PKK -que duraron una semana- en la convocatoria a marchar hacia la frontera cuando arreciaba el ataque de ISIS, como así también en las movilizaciones por el 25 de noviembre y los funerales de las y los combatientes.

En todos lados la participación de mujeres es abrumadora; quizá esta sea la clave para el peso de masas. Ellas -lo vi en las aldeas, como en Çinar y Çizre- tienen un rol dirigente relevante, de igual a igual al de los hombres.

Por ejemplo, hablando con una vecina de un barrio de Çinar, me decía que ella y su familia son del PKK. Que una vez tuvo problemas con el marido y que éste la golpeo; entonces no dudó y fue a ver a mujeres del partido, pidiéndoles que la juventud aleccionara a su marido golpeador. Después se separó, pero jamás la volvió a golpear. 

Sé que el acto de Buenos Aires salió bien, porque estaban muy contentos todos/as; yo también. Creo que el partido, todos/as nosotros/as estamos pegando un salto en la politización, avanzando en la comprensión común del internacionalismo, la esencia del trotskismo.

Seguramente este plenario será un gran paso en ese sentido, ya que tenemos grandes desafíos por delante. El primero y fundamental, avanzar en la unidad de acción y el frente único con las organizaciones que estén dispuestas a apoyar los procesos revolucionarios en curso, como el de Rojavá y todo Kurdistán, que es uno de sus principales focos.

Todas/os esperamos que el extraordinario valor de la resistencia de las YPG-YPJ termine derrotando a los mercenarios armados por el imperialismo y amparados por los gobiernos regionales. ¡Hacer todo lo que podamos para romper el aislamiento será una gran contribución a su triunfo!

El pueblo mexicano hizo escuchar su grito de apoyo a los padres y madres de los normalistas y que después se replicó por el mundo. ¡No están solos! Dónde estemos tenemos que hacer retumbar un solo grito: ¡Kobane no está Sola…Viva la resistencia de Kobane… Viva la Revolución de Rojava! 

Desde Kurdistán del Norte, 8/12/2014, Claudia García

sábado, 6 de diciembre de 2014

Mensaje de nuestra brigadista desde las puertas de Kobane al acto internacionalista del 6 de diciembre

Nuestra camarada mirando hacia Kobane, desde Suruc
Saludos compañeras y compañeros

Les mando un abrazo desde el Norte de Kurdistán con la alegría de saber que nos hermana la solidaridad con los pueblos que luchan por su liberación.

En particular un gran abrazo a las compañeras y compañeros mexicanos presentes en el acto. Sigo casi a diario las noticias, que dan cuenta del enorme proceso de movilización que muestra al mundo entero el verdadero rostro del régimen.

Este mismo régimen responsable del terrorismo de Estado contra los estudiantes, campesinos, trabajadores y pueblos originarios con miles de desaparecidos y asesinados y una profundización nunca vista de la pobreza y la desocupación.

Aquí, les cuento a las compañeras y compañeros kurdos que las mexicanas y los mexicanos están haciéndoles pagar a los verdaderos delincuentes… quienes gobiernan el país junto a las bandas criminales.

Que están haciéndoles pagar a los que se enriquecieron con una parte del botín proveniente del robo descarado de la nación y de las ganancias del narcotráfico… ¡La tajada mayor se la llevan las mismas corporaciones yankys que saquean México y toda América Latina!

Con el pueblo en las calles, las autodefensas y las organizaciones populares tratando de hacerse cargo del gobierno de las alcaldías de Guerrero, el México Insurgente, igual que en 1910, nos está indicando el camino a todos los países americanos. 

Mientras les escribo, las ráfagas de balas y los estallidos de morteros no cesan. Como tampoco el constante sobrevuelo de helicópteros turcos intimidando a los miles de habitantes de Kobane que están en los campos de refugiados de Suruç, el límite con la puerta norte de esta ciudad emblemática.


El ISIS golpea desde Turquía

A partir de la madrugada del 29 de noviembre y en coincidencia con la visita del Papa Francisco a Erdogan, el Estado Islámico inició una ofensiva militar sobre Kobani desde Turquía.

Estos ataques fueron repelidos por las milicias, las YPG e YPJ. En los enfrentamientos murieron más de 50 islamistas y 11 integrantes de las Unidades de Protección, que cayeron como héroes en combate.

De inmediato, desde distintas localidades miles de kurdos y kurdas se movilizaron hacia la frontera para hacer un cordón humano e impedir que el ejército turco facilitara el desplazamiento de las fuerzas mercenarias dentro de su territorio.

En otras ciudades la población cortó las calles y repudió al gobierno y sus fuerzas armadas, las más grandes de la OTAN.

En sintonía con esta política, el 2 de diciembre la policía turca allanó una casa particular de Suruç, donde funcionaba un hospital de campaña para heridos de Kobane, quienes fueron detenidos y permanecen en dependencias de esa fuerza.

¡Mientras tanto, los hospitales oficiales continúan asistiendo a los mercenarios del ISIS!

También, durante el día primero de diciembre otro cantón de Rojava, el de Afrín, fue bombardeado por la aviación del ejército Sirio de Bashar Al Assad.

Queda claro, que más allá de los intereses y contradicciones de las burguesías de la región, incluidas las de Irak e Irán, todas se alinean detrás de la política de Estados Unidos y la Otan.

Todas se proponen derrotar a las masas del Cercano y Medio Oriente, aplastando el mayor peligro para el imperialismo y los intereses patronales, que es la revolución social de Rojava y de las mujeres kurdas.

Kobane, un símbolo

Tras 80 días de asedio Kobane ya es un emblema. Una ciudad, un pueblo que en nombre de la humanidad está librando una batalla por la libertad, en la cual sus mujeres son la columna vertebral.

Un pueblo admirable debido a la firmeza de sus convicciones, su extraordinaria combatividad, moral y capacidad de resistencia para afrontar los más terribles sufrimientos.

En esta semana, sólo en una localidad cercana dieciséis jóvenes fueron detenidos en los cortes de calle. ¡A todas y a todos ellos les esperan cinco, diez o más años de prisión!

Pero igual, todas las tardes como si fuera una cuestión de rutina, en todos los barrios jóvenes, niñas y niños continúan desafiando a las fuerzas represivas, a sus tanques y a sus helicópteros.

Hoy un joven murió en la frontera en estos choques con los militares. También esta semana se realizó el funeral de una combatiente caída el sábado 29 en Batman, su ciudad de origen.

La policía no pudo impedir el vuelco de esa ciudad, que en su totalidad recibió el ataúd de esta mártir, para trasladarlo a su lugar de entierro. Mucho menos imposibilitar el conmovedor reconocimiento de su valor y el compromiso colectivo de continuar la lucha hasta el triunfo. 

Desgraciadamente las grandes organizaciones de la izquierda mundial permanecen inconmovibles, totalmente ajenas a esta confrontación entre revolución y contrarrevolución.

La resistencia de Kobane lleva 80 días, muchos de sus habitantes han regresado a la ciudad pese a los ataques y al bloqueo que impiden el suministro de agua, alimentos, ayuda sanitaria, ropa de invierno y calzado.

Los mercenarios reclutados por el imperialismo intensificaron sus ataques bajo el amparo de los gobiernos regionales, que pactaron con los yankys el aplastamiento de la revolución.

El bloqueo de los medios de difusión masivos para ocultarle al mundo la resistencia de Kobane, también se acentuó. ¡Los revolucionarios tenemos que seguir rompiendo este cerco mediático y organizar la solidaridad activa!

¡Esa es nuestra gran tarea, porque si los kurdos y las kurdas derrotan al fascismo será un triunfo de la lucha por la libertad, los derechos humanos y el Socialismo!

Desde el Kurdistán en lucha les digo que la situación del mundo es favorable para extender esta solidaridad, cada vez más necesaria y principista.

Es que los pueblos del mundo están peleando duro, como los mexicanos, los de las repúblicas autónomas de Lugansk y Donbass, los de Hong Kong, los de Estados Unidos y un largo etcétera que tiene sus réplicas en muchos países, como en la Argentina.

Las luchadoras y los luchadores de Kobane no están solos… La solidaridad debe ser un grito que retumbe en todo el mundo. ¡Kobane no está sola… tiene que triunfar!

¡Viva la Revolución de Rojava! /  Claudia García, 5 de diciembre 2014

viernes, 28 de noviembre de 2014

Saludo de nuestra brigadista a la charla que se realizará en Escobar por parte del Comité Solidaridad Kurdistán

Compañeras y compañeros, les envió mis saludos en momentos en que están realizando nuevas actividades de apoyo al pueblo del Kurdistán.

Hace dos días tuve la oportunidad de estar en uno de los actos y festejos por el aniversario de la fundación del PKK -Partido de los Trabajadores Kurdos- en la ciudad de Cinar, muy cerca de Rojava, desde donde puedo ver sus colinas y montañas.

Los festejos populares fueron una demostración de la enorme inserción que tiene esta organización que cumplió 36 años y a quien el gobierno turco y el de los Estados Unidos, señalan como terrorista.

Con más de 50 mil combatientes destinados al área de los cantones en defensa de la revolución, la tradición de 5000 años de lucha del pueblo kurdo ha sido recogida como legado histórico por esta militancia, en su mayoría mujeres.

Desde que se fundó este partido, 40 mil kurdas y kurdos han muerto en manos de la represión del Estado turco, decenas de miles pasaron por sus cárceles y en la actualidad permanecen detenidos/as más de 10 mil, la mayoría cumpliendo largas condenas por terrorismo.

Otros millones se han visto obligados al exilio… Sin embargo su lucha permanece inquebrantable. Las últimas noticias de Kobani indican que las Unidades de Autodefensa populares y de mujeres, están consolidando las posiciones recuperadas ante el retroceso de las bandas del ISIS.

Ya se habla de la necesidad de iniciar una ofensiva para expulsar a estos mercenarios fascistas de los territorios de Shengal, donde realizaron una masacre de miles,  secuestraron a más de 2000 mujeres y niñas como esclavas sexuales y provocaron el éxodo de la mayoría de sus 300 mil habitantes de la etnia Jazidies.

Mi labor ha sido, por ahora, colaborar en algunos de los campos de refugiados donde viven estas personas. Quiero comentarles, además, que me ha causado una gran impresión la convocatoria por el 25 de noviembre, realizada por el día de lucha contra la violencia a las mujeres. 

Las crónicas informan que millones de mujeres marcharon este día, todas bajo los estandartes con las caras de las hermanas Mirabal y las mártires del PKK. En la zona donde estoy las mujeres se movilizaron hacia la frontera con Siria para apoyar a sus hermanas de Rojava, a las Kobani.   

Camaradas: ¡Nada más urgente, justo y necesario que apoyar esta revolución! La relación de fuerzas está de nuestro lado, mientras los intentos de contrarrevolución, chocan con la resistencia de las masas, nuevos contingentes irrumpen en el ascenso de las luchas obreras y populares.

En las entrañas del imperialismo las protestas contra la impunidad de sus crímenes racistas, desafían al gendarme del mundo, a sus principales instituciones y al presidente Obama.

México es un polvorín y en todos y cada unos de los focos de la revolución existen las condiciones para superar la crisis de dirección revolucionaria. Tengamos confianza en el porvenir, ya que más temprano que tarde la unidad de los y las revolucionarias/os hará realidad el programa de la IV Internacional. ¡Es la hora de la revolución, es la hora del Trotskismo!

Con saludos revolucionarios, Claudia García, 28 de noviembre 2014, desde el norte de Kurdistán


lunes, 27 de octubre de 2014

Luego de la masacre de Iguala... ¡México arde y ya nada será igual!

La matanza y desaparición de estudiantes en Iguala -estado de Guerrero- encendió la mecha que puede hacer explotar un polvorín: una movilización de masas que recorre México y apunta al gobierno de Peña Nieto y el régimen de partidos que sembró el terror -con métodos fascistas- durante años al servicio del saqueo de las multinacionales yankis.

El 26 de septiembre policías municipales y paramilitares interceptaron a estudiantes de la combativa Escuela Normal de Ayotzinapa, quienes iban a escrachar un acto convocado por el alcalde. Seis estudiantes fueron asesinados a balazos y quemados vivos, 17 resultaron heridos y 43 aún permanecen desaparecidos.

Desde entonces las acciones de protesta se extendieron reclamando la aparición con vida y el juicio y castigo: Manifestaciones multitudinarias de familiares, estudiantes, docentes, organizaciones políticas, sociales, campesinas y de derechos humanos pidiendo la renuncia del gobernador Aguirre Rivero -del PRD- y la detención del alcalde Abarca Velásquez, prófugo junto a su esposa y el jefe de policía.

Las demostraciones de indignación, como la quema del Palacio de Gobierno de Guerrero, los cortes de rutas, huelgas de estudiantes y docentes, tomas de edificios públicos, bancos y sucursales de Mac Donalds están paralizando al gobierno del PRI encabezado por Peña Nieto.

Este agente directo del imperialismo es el responsable del “milagro mejicano”, un pacto para concretar -entre otras cuestiones- la privatización de la petrolera estatal Pemex, el despojo de las tierras de los campesinos e indígenas y la liquidación de la educación pública estatal.

La recolonización imperialista

La primera revolución social del siglo XX -conducida por Emiliano Zapata y Pancho Villa- se produjo en México, conquistando derechos políticos y económicos para los campesinos y trabajadores, como la reforma agraria, la jornada de 8 horas, la libertad de culto, la educación pública laica y gratuita, el salario mínimo y la nacionalización de los recursos naturales.

Más de cien años después la situación de las masas es similar a la que padecían antes de 1910 sus antepasados: un país devastado, hundido en la miseria y el desempleo con la riqueza concentrada en manos de burgueses asociados a las bandas criminales para controlar la industria y el transporte de las drogas.

El proceso de recolonización de México, país convertido desde los 80 en paraíso de la mano de obra barata y las maquilas- pegó un salto a partir del Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte -NAFTA- en 1994.

La aniquilación de la industria nativa y las conquistas del movimiento obrero y el campesinado, sumado al avance de los agro negocios que arruinó a los pequeños y medianos productores, contribuyó al crecimiento de un inédito ejército de desocupados.

A estas masas empobrecidas no les quedó otra que tratar de cruzar la frontera del norte para escapar de la miseria. Según cifras de 2012 el 64% de la población hispana de los EE.UU. está conformada por 33,7 millones de mexicanos que pasaron a engrosar la fuerza de trabajo explotada del imperio. Más de 4 millones provienen de Guerrero y viven en California.

Una guerra falsa y el narco estado genocida

La denominada “guerra contra el narcotráfico” -iniciada en 2006 por el presidente conservador Felipe Calderón del PAN- que en realidad fue para aplastar la resistencia y profundizar el saqueo, causó un verdadero genocidio con más de 130 mil muertos y una cifra de entre 100 y 200.000 mil desaparecidos.

El terrorismo de estado aplicado por el régimen de partidos burgueses -PRI, PRD y PAN- contra la clase obrera, estudiantes, pueblos originarios y campesinos impuso el imperio del narco estado al servicio de las empresas y bancos yankis, las mismas compañías que lavan dinero de las ventas de drogas en el mercado estadounidense, el principal consumidor de estupefacientes del mundo.

El verdadero “milagro mejicano” lo están protagonizando las masas que ganaron las calles para derrotar el accionar impune de las bandas del ejército, la policía y los paramilitares; un proceso de carácter democrático que si se profundiza alentará la incorporación a la lucha y radicalización e bastos sectores obreros y campesinos.

La bronca del pueblo creció cuando se conoció la existencia de una nueva fosa común -en los últimos años se descubrieron más de 400-, provocando un enorme repudio nacional e internacional que atemoriza a los imperialistas, preocupándolo por la suerte de sus socios, los administradores de la semicolonia.

No es para menos, ya que las llamas de la lucha de clases que están ardiendo en su patio trasero pueden extenderse a su propio suelo, habitado por millones de mexicanos y conmovido por el estallido social y las movilizaciones de apoyo a los negros de Ferguson, la huelga nacional de los trabajadores/as de comidas rápidas, las luchas de los autopartistas, las manifestaciones a favor del pueblo Palestino y cientos de acciones reivindicativas de los hermanos y hermanas de clase de México que enfrentan al mismo enemigo.


miércoles, 1 de octubre de 2014

La derrota sionista en la Franja de Gaza y la defensa de la ciudad de Kobani, dos acontecimientos fundamentales de la situación mundial

Las mujeres kurdas al frente de la lucha contra el fundamentalismo del Estado Islámico.
Apenas comenzaron los ataques sionistas contra la Franja de Gaza desde nuestro partido afirmábamos -en soledad- que se estaban gestando las condiciones para un gran triunfo palestino, debido al heroísmo de su pueblo y la movilización internacional inédita que llenó las calles de las ciudades más importantes del mundo.

La derrota israelí le dio un impulso a la lucha de los negros de Ferguson, los trabajadores que paralizaron las cadenas de comidas rápidas y la autopartista Lear de EEUU, los portuarios de Oakland que bloquearon otro buque sionista, el pueblo de Yemen que está insurreccionándose, los escoceses, ucranianos  y catalanes que reclaman su independencia, etc.

En este marco, uno de los combates obreros y populares más significativos  está desarrollándose en la frontera que divide a Siria de Turquía, donde los kurdos de la región de Rojava -norte de Siria- están librando una fenomenal batalla contra los mercenarios del Estado Islámico, defendiendo la ciudad de Kobani, uno de los bastiones de la “revolución silenciosa”.

Es que al calor de la rebelión siria contra Bashar Al Assad la región kurda -que está ubicada en el norte de Siria y se extiende hacia Turquía, Irak e Irán- prácticamente se independizó, imponiendo un gobierno cantonal, combativas milicias de jóvenes y mujeres y un parlamento en el que están representados las distintas etnias y partidos políticos.

Este ejemplo de convivencia y participación democrática atenta -objetivamente- contra las dictaduras de la región, comenzando por las de Bashar y su vecino Erdogan, e incita a la rebelión de millones de kurdos de Turquía, donde habita la mayoría de este pueblo sin estado, que viene enfrentando la represión del actual gobierno y los anteriores desde hace años.

Por esa razón ningún misil yanky o inglés ha sido utilizado para proteger a los guerrilleros que defienden Kobani, el ejército de Bashar Al Assad brilla por su ausencia en la región y decenas de tanques turcos se concentraron en la frontera, no para enfrentar al ISIS sino para evitar que los kurdos de su país pasen las vallas para combatir junto a sus hermanos del norte de Siria.

No obstante, a pesar de este poderoso pacto contrarrevolucionario -cuyo objetivo es aplastar a los heroicos combatientes kurdos- estos continúan resistiendo. Mientras tanto en varias ciudades, como Londres, Ankara y Bilbao están organizándose movilizaciones solidarias impulsadas por distintas personalidades y partidos políticos de izquierda.

Desde Convergencia convocamos a la izquierda y al conjunto de las organizaciones democráticas a realizar este tipo de movilizaciones de apoyo a los kurdos, que debe ir de la mano de la lucha por el retiro de los aviones imperialistas, que no están en la región para apoyar a los pueblos oprimidos sino para profundizar su dominio y alianzas con los sectores más reaccionarios.



lunes, 29 de septiembre de 2014

Fuera imperialistas y el ejército contrarrevolucionario del ISIS de Medio Oriente. ¡Solidaridad con los kurdos del norte de Siria que están defendiendo sus territorios!

Miles de kurdos de Turquía tratando de pasar por las fronteras hacia el Norte Sirio para pelear junto a sus hermanos y hermanas de la localidad de Kobani, que están luchando contra la ofensiva del ejército contrarrevolucionario del Estado Islámico, financiado por Turquía, el Mossad, la CIA y Arabia Saudita.

Los imperialistas yankys han puesto en marcha una gran coalición de países para bombardear Irak y Siria con el supuesto objetivo de “detener a los terroristas del Estado Islámico o ISIS”.

Esto es una gran mentira, ya que las bandas armadas sunitas que están arrasando localidades y decapitando “infieles” en esos países fueron organizadas por la CIA, los servicios secretos de Israel y el gobierno turco, uno de los pilares de la OTAN.

Por esa razón no es casualidad que más de dos mil oficiales del ejército de Turquía estén comandando la ofensiva del ISIS y que estos mercenarios nunca hayan apuntado sus armas en contra del estado sionista de Israel, Arabia Saudita, Jordania y otros lacayos del imperialismo. 

Lo que pretende Obama es ponerle un “freno” a los combatientes islámicos y -mientras tanto- aprovecharlos para justificar su intervención en territorios dentro de los cuales sus tropas vienen de ser derrotadas, para mantener el control de una región estratégica desde el punto de vista político y económico.

Mientras tanto el gobierno turco de Erdogán -su socio principal en la zona- continúa abriéndoles las fronteras a los mercenarios del ISIS. ¡Tal es así que los heridos de este ejército -financiado por Arabia Saudita y Qatar- son curados en los hospitales de Turquía!

Erdogan y Obama desean que los contrarrevolucionarios del Estado Islámico cumplan con el “trabajo sucio”, aplastando la resistencia de los kurdos del norte de Siria, que están protagonizando un proceso revolucionario a través de sus heroicas milicias de jóvenes y mujeres. 

Ambos presidentes están aterrados de que en este marco, el conjunto de la nación Kurda -más de 30 millones de personas que habitan en Irán, Irak, Siria y Turquía- siga el ejemplo de los kurdos de Siria, saliendo a pelear ofensivamente por su independencia y su propio estado.

Desde Convergencia Socialista -por un Partido de Trabajadores- repudiamos los bombardeos imperialistas en Irak y el Norte de Siria y los ataques del ISIS, solidarizándonos con los combatientes kurdos que están defendiendo la ciudad de Kobani, uno de los bastiones del Kurdistán sirio.

Los kurdos y todos los pueblos de Medio Oriente triunfarán si toman el ejemplo de los palestinos de la Franja de Gaza, que derrotaron a un enemigo enormemente superior -desde el punto de vista técnico militar- apelando a la movilización de las pueblos hermanos de todo el mundo.  

viernes, 12 de septiembre de 2014

Todo el apoyo al pueblo kurdo que lucha contra el Estado Islámico y los regímenes de Turkía, Irán, Irak y Siria

Guerrilleras kurdas del norte de Siria con su bandera nacional. Las mujeres a la vanguardia de la lucha.

Por la Autodeterminación del pueblo kurdo

El pueblo kurdo es el mayor del mundo sin su propio estado, cerca de 30 millones de kurdos repartidos en Turquía, Irak, Siria e Irán. Esta nación fue siempre oprimida por los imperialismos otomano, inglés, alemán y yanqui, como así también por las burguesías del Medio Oriente y Turquía, que siempre se opusieron a la existencia de un estado kurdo.

Para colmo de males, los más de 15 millones de kurdos que viven en Turquía, 6 millones en Irak, 4,5 millones en Irán y 1,5 en Siria han sido traicionados por sus conducciones políticas, que negociaron con EE.UU. y el gobierno de Turquía la instalación de una región “autónoma”, cuya capital es Erbil, a cambio de defender los intereses imperiales y de boicotear la lucha por su autodeterminación.

Fue así que después de la caída de Saddam Hussein, el imperialismo norteamericano y sus aliados burgueses chiitas, apoyados por el régimen de Irán, les cedieron una autonomía parcial en el norte de Irak -con capital en la ciudad de Erbil- que está a cargo del presidente Barzani, quien cuenta con una milicia, los peshmergas, para defender sus alianzas con los monopolios, que saquean los recursos de esa región riquísima en petróleo y gas.

La retirada de los yankis de Irak y la tremenda debacle del ejército de ese país pusieron a los kurdos frente a un desafío impensado, el de combatir el avance de las tropas del Estado Islámico, ya que los peshmergas son los únicos militares de la región en condiciones de enfrentar a las milicias islamitas sunnitas, integradas por muchos de los ex generales de Sadam Hussein.

Los kurdos de las localidades del norte de Siria constituyen los destacamentos de vanguardia de este proceso, ya que están peleando al mismo tiempo contra dos enemigos poderosos: el ejército de Bashar Al Asad y los islamitas reaccionarios del Estado Islámico y Al Qaeda, liberando varias ciudades que controlan de un gobierno autónomo y milicias de la juventud y las mujeres.

El ejemplo del triunfo de los gazatíes y los kurdos de Siria, junto con la necesidad de enfrentar la invasión del Estado Islámico pueden llegar a provocar una situación de ascenso revolucionario de los trabajadores y el pueblo kurdo, una dinámica, que en la medida en que se profundice cuestionará el poder de Barzami y de sus aliados imperialistas, ya que el pueblo kurdo es uno de los más combativos del mundo.

Los revolucionarios nos solidarizamos con el derecho de los pobladores del Kurdistán a defenderse de las milicias islámicas y, al mismo tiempo, los llamamos a seguir el ejemplo de sus pares de la Franja de Gaza, combatiendo consecuentemente contra las burguesías enemigas que los están oprimiendo, de manera de avanzar hacia la imposición de su propio Estado Libre y Soberano, que para ir hasta el final debería tener un carácter obrero y socialista. 

jueves, 11 de septiembre de 2014

La derrota sionista y el paro nacional del 28 de agosto

La derrota del cuarto ejército más poderoso del mundo en la Franja de Gaza constituye un antes y un después en la actual situación mundial, que influirá positivamente en las próximas batallas obreras y populares.

La resistencia palestina triunfó gracias a un proceso de solidaridad internacional inédito que le pegó un durísimo golpe al principal sostén del sionismo, EE.UU., debilitando de esa manera a los gobiernos -como el de Cristina- que aplican planes de ajuste al servicio de los dueños del mundo.

El proceso de guerras e insurrecciones que comenzó con la “Primavera Árabe” dio un salto de calidad en Medio Oriente, impactando de lleno en varios países fundamentales de allí y del Norte del África, como Libia, Egipto, Irak, Irán, Siria y Turquía.

La retirada deshonrosa del sionismo conmovió a otra nacionalidad combativa -el pueblo kurdo- que como el palestino fue expulsado de sus tierras por los ganadores de la Primera Guerra Mundial, luego de repartirse los pedazos del viejo imperio Otomano.

La lucha de las masas del Kurdistán amenaza con desestabilizar cualitativamente la región, ya que esta nación oprimida abarca territorios de cuatro países muy importantes para los intereses imperialistas: Turquía -que es miembro pleno de la OTAN-, Irak, Irán y Siria.

Lo que allí acontece tiene réplicas en Estados Unidos, como la rebelión de los negros de Ferguson, la lucha en más de cien ciudades de los trabajadores de las cadenas de “comidas rápidas” o las movilizaciones por el pueblo palestino con carteles que dicen que “Ferguson y Gaza son una sola lucha”.

Argentina en sintonía con el resto del mundo

El continente latinoamericano y nuestro país no son ajenos a este profundo cambio en la relación de fuerzas, por eso no hay manera de entender lo que paso y pasará después del Paro Nacional sin encuadrarlo dentro de ese marco, que empuja grandes luchas y revoluciones.

A pesar de los colectivos que funcionaron a pleno, las presiones patronales, el miedo a perder el trabajo y los descuentos, millones protagonizaron el paro más importante de los tres que enfrentaron a Cristina.

Las fábricas, las calles y las escuelas se vaciaron prácticamente de trabajadores, que cumplieron la jornada de lucha sin darles un gramo de confianza a Moyano, Michelli y Barrionuevo, cuyas figuras salieron debilitadas debido al protagonismo de la izquierda en los piquetes. 

La política de división sindical le jugó en contra a muchas empresas, ya que el paro de los gastronómicos o del transporte de cargas que las abastece, las forzó a cerrar sus plantas, la mayoría encuadradas en la CGT oficialista de Caló y compañía.

La paralización del Parque Industrial de Pilar -el más grande del país, con cerca de 200 empresas- mediante piquetes de obreros de la Interfabril y militantes de izquierda que bloquearon los tres accesos al mismo, expresó una tendencia creciente a la radicalización de las luchas y la vanguardia.

Esta realidad debe ser aprovechada por la izquierda revolucionaria promoviendo la realización de plenarios de luchadores -como el multitudinario Encuentro Sindical Combativo que se realizó meses atrás en Atlanta- con el propósito de construir la nueva dirección obrera, combativa y democrática, que reclaman las circunstancias.


martes, 2 de septiembre de 2014

Debate con el Partido Obrero acerca de la destrucción del Estado de Israel

La mesa de debate en Ingeniero Maschwitz, integrada por Rafael Santos del PO y Juan Carlos Beica de CPT.


El sábado pasado nuestro compañero Juan Carlos Beica participó en un debate sobre Palestina en la localidad de Ingeniero Maschwitz, organizada por el Suteba Escobar, PO, Lista Roja docente, CPT y otros sectores, junto a Angel Kohan y un alto dirigente del Partido Obrero, Rafael Santos.

La charla fue muy buena, ya que sirvió para que los compañeros y compañeras presentes tomaran conciencia acerca de la necesidad de apoyar decididamente al pueblo palestino que lucha contra un régimen muy parecido al nazi fascista.

En ese sentido, Kohan -ex sionista que milita para la causa palestina- Santos y Beica coincidieron en muchos aspectos, aportando elementos históricos y actuales relacionados al surgimiento y desarrollo del sionismo y la heroica resistencia palestina.

Durante el debate el camarada del Partido Obrero insistió, casi unilateralmente, acerca de la necesidad de tener una política destinada a ganar al conjunto del pueblo judío de Israel para la construcción de un Estado Laico junto a los palestinos.

Estamos de acuerdo en levantar consignas que ayuden a conseguir el apoyo de la mayor cantidad de judíos de Israel, pero no a defender políticas que otorguen los mismos derechos a los oprimidos que a los opresores, que es lo que se desprende de los argumentos del PO.

Es que para este partido el sionismo es sólo una “partido político que históricamente fue marginal dentro del pueblo judío”; y que -circunstancialmente- ha ganado el apoyo de la mayoría en Israel. Por lo tanto, una situación que podría cambiarse mediante una “pelea política” constante y consecuente.

Sin embargo el Estado de Israel no es un conjunto de instituciones temporalmente dirigidas por una conducción política fascista, como sucedió en Alemania o Italia, sino una construcción artificial contrarrevolucionaria que fue impuesta mediante la expulsión de cientos de miles de personas de su patria.

¡Partiendo de esa realidad nosotros impulsamos solamente la autodeterminación de quienes fueron obligados a abandonar sus tierras, no de quienes las ocuparon violentamente!

No habrá manera de garantizar la construcción de un Estado Palestino, Laico, Democrático, No Racista y Socialista sin comenzar por Destruir el Estado Fascista Sionista de Israel; convocando a los judíos que están dispuestos a encarar esa tarea y enfrentando a quienes la combatan.

Las diferencias con el Partido Obrero son muy claras; por eso no es ninguna casualidad que durante todo el tiempo que duró la agresión militar del ejército israelí en la Franja de Gaza sus dirigentes no hayan planteado esta consigna democrática elemental, sin la cual no habrá paz ni justicia social en Medio Oriente.      

martes, 19 de agosto de 2014

Nestora y Mirelles, símbolos de la lucha contra las narco mafias. Reproducimos texto editado por el Partido Obrero Socialista de México.


El gobierno federal cumplió sus amenazas al detener y encarcelar a José Manuel Mireles  y a 80 de sus compañeros autodefensas. Lo hizo justo cuando se aprestaban a tomar el puerto de Lázaro Cárdenas, bastión de los delincuentes del cartel de los Caballeros Templarios y eje estratégico para la exportación del hierro y otros minerales  que el crimen organizado se roba, desde hace años y con total impunidad, para venderlos a China.
 
El robo de minerales ocurre a través del despojo a las comunidades de los estados de Michoacán, Jalisco y Colima y le dio ganancias mal habidas a los templarios del orden de 1000 millones de dólares en cinco años.
 
No es casualidad que el “comisionado”  Alfredo Castillo, procónsul de Peña Nieto en Michoacán, les marcara el alto a Mireles y a sus compañeros: ¡Justamente cuando las Autodefensas Michoacanas estaban por asestarle un golpe de muerte al imperio económico templario, la burguesía mexicana puso el grito en el cielo!
 
Algunas de las mentes más lúcidas de México han denunciado  la “sociedad de ayuda mutua” que  establecen, de manera natural,  el crimen organizado y la burguesía mexicana: la narcoviolencia le sirve al capitalismo por que despeja el camino a las transnacionales mineras al aterrorizar a la población, obligándola a desplazarse y a abandonar los territorios apetecidos, ricos en mineral.  
 
Al mismo tiempo,  con el manído cuento del “combate al narcotráfico” el Estado de los capitalistas  justifica la militarización del territorio nacional que tanto  atemoriza al pueblo para  que se ejerza, sin ningún miramiento, la represión más brutal en  contra de los pueblos indígenas, contra el EZLN, en contra de los trabajadores, los maestros de la CNTE, los pobres y sus líderes. 
 
¡El crimen organizado y el gobierno de México son familia! ¡Son una sola y la misma cosa! Además, la inseguridad y el dominio de los delincuentes continúan en vastas regiones del país, donde las autoridades son incompetentes para enfrentar a los criminales o son sus cómplices.  
 
Apenas el 30 de junio el diario Reforma consideró como su noticia más importante la formación en Tlalnepantla (prácticamente dentro de la ciudad de México), de un grupo de autodefensa que cuenta con el apoyo de más de 600 vecinos.  
 
La organización armada de la población continúa y el apresamiento de Mireles, el mantenimiento en prisión de la comandante de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero, Nestora Salgado, y de otros autodefensas y comunitarios es la respuesta del gobierno para detener la acción independiente del pueblo.
 
El gobierno de Peña Nieto aborrece a las Policías Comunitarias de los Pueblos Indígenas y  Autodefensas que han surgido en la mayor parte del territorio nacional. Ya pronto no le alcanzarán las mazmorras para encerrar a los hombres y mujeres valientes y dignos que se atreven a enfrentar la ignominia y los abusos de un narcogobierno vendepatrias. 
 
 
Ayer Nestora Salgado y sus compañeros de la  Policía Comunitaria del Estado de Guerrero fueron encarcelados. Hoy están en la cárcel José Manuel Mireles Valverde y sus compañeros Autodefensas de Michoacán.
 
 
Es deber de todos defender a estos mexicanos y mexicanas rebeldes y nobles. No debemos permitir que el gobierno siga ensañándose en contra del pueblo y sus líderes. Es por ello que convocamos a unificarnos por la libertad inmediata e incondicional de José Manuel Mireles, Nestora Salgado y todos sus compañeros presos políticos.
 

miércoles, 13 de agosto de 2014

El Sionismo, una larga historia contrarrevolucionaria

Los judíos no son una raza, sino descendientes de un “pueblo clase” que fue creciendo y desarrollándose en sociedades previas al capitalismo alrededor de actividades comerciales, como los fenicios y los lombardos. La religión les dio una gran cohesión social.  

Con la llegada del capitalismo los sectores más poderosos -como Rothschild o Hirsh- se acomodaron rápidamente dentro de la burguesía imperialista, mientras que los sectores más plebeyos se incorporaron al proletariado y la pequeña burguesía baja europea y de otros países.  

Allí comenzó una pelea por el liderazgo de los sectores populares entre la izquierda revolucionaria -que les ofrecía una perspectiva socialista- y el sionismo que les proponía “huir del peligro subversivo” y las masacres perpetradas por los antisemitas, emigrando a las tierras bíblicas.  

Según el sionismo constituían un “pueblo sin territorio” que debía marchar hacia un “territorio sin pueblo”. Inglaterra se hizo cargo ofreciéndoles la colonización de Palestina, a través de la declaración del ministro de relaciones exteriores Balfour en 1917.  

Cuando finalizó la Primera Guerra los imperialistas se repartieron las posesiones de los derrotados –alemanes, austríacos y turcos- dejando a Palestina en manos de Inglaterra, que promovió la emigración de colonos judíos para usarlos como fuerza de choque, empleados y gerentes de sus empresas. 

Los sionistas organizaron las bandas fascistas Haganá, Stern e Irgun y la central obrera racista Histadrut para combatir a los palestinos, derrotándolos luego de la huelga general de 1936 -que duró seis meses- y un largo proceso de luchas que culminó en 1939. 

Cuando finalizó la Segunda Guerra y EE.UU. se transformó en dueño del mundo los sionistas se aliaron con los yanquis y estos -junto a los rusos- les garantizaron la partición de Palestina el 14 de mayo de 1948. Los árabes denominan al 15 de mayo como Nakba o “catástrofe”. 

Limpieza étnica y fascismo 

Con la Nakba se profundizó la expulsión de los palestinos, que en 1949 eran más de un millón viviendo en campos de refugiados de los países árabes. Para consumar esta política, denominada de “transferencia”, las bandas judías asesinaron a miles. 

Además usaron dos leyes, la de “propiedades de las personas ausentes” y la del “retorno”. Con la primera confiscaron los bienes de los que huían debido a las persecuciones y con la otra hicieron “retornar” a miles de judíos que nunca vivieron en Palestina para hacerse cargo de las posesiones de los “ausentes”.   

Esta política es como la que proponía uno de los ideólogos del colonialismo británico -Cecil Rhodes- quien decía que la “mejor manera de solucionar los problemas de los pobres era llevándolos a África para explotar a los nativos y ocupar sus tierras”. 

La OLP y los acuerdos de Oslo

Luego de la derrota de 1939 el pueblo palestino continuó resistiendo y en 1964 puso en pie la Organización para la Liberación de Palestina, una coalición de movimientos considerada por la Liga Árabe como la “representante legítima del pueblo palestino”.  

Su programa planteaba la destrucción del Estado de Israel con la “lucha armada”, el retorno de los refugiados y la autodeterminación de los palestinos, adoptando después la idea de fundar un estado propio laico, democrático y no racista en territorios que van desde el Río Jordán hasta el Mar Mediterráneo.  

En 1993 su líder Yasser Arafat traicionó este programa aceptando al estado sionista a cambio de que este reconociera a su organización; iniciando así los Acuerdos de Oslo que terminaron beneficiando a Israel, que se quedó a cargo de los asuntos exteriores, la defensa nacional, las fronteras y la seguridad de Cisjordania y la Franja de Gaza. 

En Oslo se consensuó la creación de un autogobierno -la Autoridad Nacional Palestina- transfiriéndole algunos poderes y controles sobre Cisjordania y Gaza, como la educación, cultura, salud, bienestar social y el turismo. 

La traición de Arafat y el proceso de corrupción de la OLP manejando la Autoridad Palestina, facilitaron el avance de los grupos islamitas como Hamas, que ganó las elecciones en la Franja de Gaza.  

Intifadas y nueva derrota del ejército israelí

La primera Intifada fue el levantamiento de 1987 en Franja de Gaza y Cisjordania que empujó a los dirigentes de la OLP a negociar los acuerdos de Oslo. La segunda, que comenzó en 2000 fue un largo proceso que culminó con la derrota del ejército sionista en 2006 en Líbano, por parte de Hesbollah.

Ocho años después el heroísmo del pueblo de la Franja de Gaza desató un nuevo levantamiento en Cisjordania, que conmocionó a millones de personas de todo el mundo que ganaron las calles para repudiar a los sionistas en las principales capitales del mundo. 

La retirada del ejército israelí, que según los propios analistas judíos significa una “derrota” porque no pudieron conseguir sus principales objetivos -acabar con las milicias y amedrentar a los palestinos- se logró gracias a una combinación explosiva entre la resistencia armada de los gazatíes y las poderosas movilizaciones mundiales.
 
Volver a página principal

domingo, 10 de agosto de 2014

¿Por qué el régimen iraní no apoya a Hamas y las milicias de la Franja de Gaza?

 
 
Según lo expresa el periódico iraní Tehran Times “Empresas de Austria, China, Alemania, Italia y Japón están negociando la posibilidad de invertir en distintas zonas de libre comercio propuestas por el gobierno de Irán”.

Los jerarcas de ese país han salido a ofrecerles a los monopolios imperialistas grandes incentivos, como 20 años de excepciones impositivas o la posibilidad de contar con todo tipo de prerrogativas a nivel aduanero. (Datos obtenidos de la Cámara de Comercio Iraní).  

Según esta misma cámara el “acontecimiento más significativo de estos últimos meses ha sido la gran afluencia de capital externo gracias al progreso de la macroeconomía y de las negociaciones nucleares con los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, principalmente EE.UU.”.

El acuerdo -que acabó con el bloqueo comercial de años- se firmó a cambio del compromiso iraní de “portarse bien”. Por esa razón Hesbollah, que responde a los designios del gobierno persa, no tiró un solo tiro en contra del ejército sionista mientras duraron los enfrentamientos en la Franja de Gaza.

Las declaraciones del comandante de la Guardia Revolucionaria del lunes 4 de agosto -varias semanas después de comenzados los ataques- son una bofetada a los mártires gazatíes: ¡El general Mohammad Ali Jafari aseguró estar listo para apoyar la resistencia palestina!

El mérito de las milicias palestinas es tremendo si se considera que además de luchar contra el cuarto ejército del mundo, EE.UU. y el gobierno egipcio que les cerró las fronteras, fueron boicoteadas por quienes dicen ser aliados, como el gobierno de Irán.  

Volver a página principal